Bitácora de Héctor Acebo, poeta, periodista cultural y doctor en Periodismo

Bitácora de Héctor Acebo, poeta, periodista cultural y doctor en Periodismo.
-Correo: acebobello@gmail.com
-Instagram: @hectoracebo
-Twitter: @HectorAcebo

viernes, 27 de junio de 2014

Camino de Madrid

En autobús, camino de Madrid. Mientras leo la esbelta prosa de Borges, la radio reproduce los vómitos de Rajoy (sí, como siempre, pero hoy el contraste es fortísimo). 

miércoles, 25 de junio de 2014

Voluptuosidad

Con el fin de celebrar su fascinante belleza, le dije a una chica que era voluptuosa, y, con los ojos desorbitados, me contestó: "¡¿Me estás llamando gorda?!". Evidentemente, ella, debido al parecido sonoro, confundía voluptuosa con voluminosa. Me temo que ésta es una confusión lingüística muy extendida... Pues bien, la voluptuosidad sólo tiene, según la RAE, esta acepción: "Complacencia en los deleites sensuales". Voluptuosidad: hermosa palabra que yo descubrí leyendo al poeta Kavafis: 
VOLUPTUOSIDAD 
La delicia y el perfume de mi vida  
es la memoria de esas horas  
en que encontré y retuve el placer  
tal  como lo deseaba.  
Delicias y perfumes de mi vida,  
para mí, que odié  
los goces y los amores rutinarios. 

Un fotograma de Soñadores, hermoso largometraje de Bertolucci. Un himno a la juventud...

miércoles, 18 de junio de 2014

jueves, 5 de junio de 2014

En la final del concurso de micropoemas de "El Cultural"

He llegado, por cuarta vez, a la final de "Cuenta 140", el concurso semanal de micropoemas de "El Cultural" (revista del diario El Mundo). El tema poético de esta semana ha sido el Mundial. Éste es mi poema finalista:

Entender la poesía
como entiende Xavi el fútbol:
ver espacios en vez de piernas. 

Me satisface la atinada lectura que Joaquín Pérez Azaústre (escritor y conductor de "Cuenta 140") ha hecho de mi texto: 

De todas las variantes que ha utilizado el autor para esta idea, esta es la que prefiero. Quizá porque concibo a Johan Cruyff [el otro protagonista de las variantes mías a las que se refiere Pérez Azaústre] como un jugador más de desborde en el regate y la velocidad, y sin embargo Xavi, desde el centro del campo, tiene que "ver espacios en lugar de piernas". Ese paralelismo con los espacios en blanco en la poesía, con su referencia remota a Mallarmé, es muy interesante, y está lograda con pocos elementos. 

Aprovecho para decir que el tercer verso de mi poema está inspirado, además de en Mallarmé, en el comienzo de una columna de Manuel Vicent (El País, 31/05/2009): 

Existen dos clases de futbolistas: los que en el campo sólo ven piernas y los que sólo ven espacios. En su tiempo, Guardiola fue un futbolista sintético, que ahorraba tres jugadas con un solo pase. Su balón cruzaba el césped entre cuatro jugadores contrarios y el espacio se contraía en un punto donde lo recibía el delantero al que iba destinado. Ese lance sólo lo consiguen los futbolistas que tienen el swing de la geometría en los pies. Guardiola era uno de ellos y lo ejecutaba con el don de los deportistas superdotados, en los que la acción equivale al pensamiento. 

Pinchando aquí, puedes leer los veinte micropoemas finalistas (incluyendo el mío) de la actual edición del concurso. El próximo lunes conoceremos el poema ganador. 





Xavi Hernández heredó la clarividencia de Pep Guardiola. 

lunes, 2 de junio de 2014

Mitología íntima

Con tu cuerpo de diosa y mi nombre de héroe, ¿cómo no íbamos a mitificar nuestro devaneo? 


Un fotograma de American Beauty (1999), primer largometraje de Sam Mendes.